Guild Ball – partidos #7 a #10 (torneo febrero 2018)

Aunque sin la portería pintada como prometí en el torneo de enero, me presenté al del segundo mes del año con ganas de seguir aprendiendo en un juego que cada vez engancha más.

Mi roster de 10 para el torneo, llevando a los masones, fue formado por: Hammer, Honur, Mables, Brick, Flint, Harmony, Harmony veterana, Tower y el mercenario Mist. Sí, son 9, pero la mascota Wrecker no fue convocada y por cuestiones de reglamento es obligatorio convocar a dos. Así que me presenté con un jugador menos para compensar.
El plan de juego era crear siempre peligro de gol con los dos delanteros Flint y Mist, y probar al capitán Hammer, pudiendo también pegar con él cuando fuese necesario. Si el equipo rival era de control sacaría a Honour, pero si no, aprender a jugar con Hammer y su famoso martillo.

Ronda 1

Para abrir el torneo, contra los granjeros del entrenador Miguel, que para mi sorpresa no jugó con el capitán que está en boca de todos, Thresher. Capitán, por cierto, que ya ha recibido un importante «nerfeo» a primeros de este mes. Su equipo me pareció el mejor pintado de todo el torneo, y de hecho se llevó el premio al mejor pintado.
El partido se desarrolló con los masones abriéndose por todo el campo para no jugar a lo que los granjeros querían, juntarse y causar bajas. Hammer pudo mandar a descansar a la mascota rival Buckwheat y, justo después, a la jugadora Bushel, que se las veía muy felices cerca de nuestra portería. Minst, tras pase de Hammer, anotaría un gol desde el costado izquierdo. A cambio, cayeron Flint y Hammer, pero este último saldría desde el límite detrás de nuestra portería para causar dos bajas más, Jackstraw y otra vez Bushel que ya estaba otra vez a puerta de gol, y así cerrar el partido.

Resultado final: Masones 12 – 4 Granjeros.

Ronda 2

En el segundo, la primera vez que teníamos un enfrentamiento contra los alquimistas. Liderados por el entrenador Chapu que, a la postre, sería el vencedor del torneo. Este equipo capitaneado por Midas basa el control del partido en crear áreas de condiciones, infligiendo al rival daño poco a poco, y penalizadores al movimiento. Al no saber todo esto, elegí erróneamente para el partido como capitán a Hammer, en vez de a Honour que, con su Superior Strategy, hubiera cambiado el partido por completo. El balón fue pateado por los masones, con los alquimistas escondiendo el balón de nuestros dos delanteros y hacíendose fuertes en su mitad del campo. Al poco de acercarnos, Katalyst intentaría causarnos una baja con su habilidad heorica Witness Me! que, a cambio de causar baja, produce 2 puntos de victoria extra a cambio de regalar dos al rival. Hammer acabó con él mientras que los alquimistas seguían reduciendo la salud de todos los jugadores masones. Aprovechando esto, los alquimistas abrieron un hueco en la defensa masona para, en un turno, causar varias bajas y haciendo que la única que podía realizar hammer antes del gol alquimista para cerrar el partido, fuera el de la mascota Flask que, al causar baja, explota y daña con 3 puntos a todo lo que tenga en área 3. ¡Ay!

Resultado final: Masones 5 – 12 Alquimistas.

Ronda 3

Para el tercer partido, me tocó enfrentarme a los herreros, también por primera vez como el partido anterior y, además, al entrenador Loz, pundit del juego en Madrid. Y en sus propias palabras los masones hicieron un buen partido, sabiéndose posicionar en el centro del campo con Brick y Marbles controlando el terreno difícil, y haciendo que el juego de gol de los herreros fuera anulado en los dos primeros turnos. Pero, a partir del tercero cuando Hammer pudo acercarse lo suficiente para repartir amor, empezaron los problemas. En un juego de dados como es Guild Ball, algunos partidos se pueden perder precisamente por malas tiradas, y este fue el caso. Hasta dos veces perdonó Hammer a dos jugadores rivales, dejándolos con un punto de vida o sin poderlos tirar al suelo, lo que hacía que con el contrataque se escaparan de su zona de ataque y, ante la imposiblidad de perseguirlos, perdiera los puntos de influencia asignados. Pero es que hasta Minst falló un gol claro, porque para recuperar la pelota y tirar a puerto cargó con 8 dados más uno por bonus time a una defensa de 4 con un punto de armadura. No consiguió ni un éxito, sacó 3 treses y el resto unos. Una maravilla. Los herreros causaron bajas y metieron gol para dejarnos a cero en un encuentroo que, pese a ser muy entretenido, tuvo que tener un resultado más ajustado.

Resultado final: Masones 0 – 12 Herreros.

Ronda 4

En el cuarto y último partido (esta vez fuimos pares en el torneo y nadie se quedó sin jugar la última ronda), por fin pude elegir la iniciativa tras ganar el lanzamiento de dado inicial, por lo que pude recibir la pelota. Nunca me pasa y en este partido aprendí a gestionar que reciba la patada inicial en el primer turno. El equipo rival fue el formado por los mercenarios de Union, encabezado por el piratada de negro corazón Blackheart y acompañado por Minst, al igual que en nuestro equipo, pero con el plus de jugar con dos solstician, lo que le otorga la habilidad de realizar Un Dodge al comienzo del turno si está cerca de uno de ellos. Tras fallar Flint el ataque para robar la pelota y tirar a puerta, y el jugador Minst rival hacer lo propio, se sucedió el primer turno con más tanteo que juego real. En el segundo se sucedieron todos los puntos de victoria de golpe, primero con un gol de Minst rival seguido de otro gol de nuestro Flint, que fue testimonial ya que la pelota fue rápidamente devuelta bajo los intereses rivales, ya que Hammer se entretuvo esperando la habilidad Tooled Up de Tower en vez de atacar directamente a Minst. En cambio, cuando atacó estaba el capitán de Union apoyando y no solo no acabó con nadie, sino que fue mandado a la enfermería. Nuestro capi vio el final del partido desde la banda, la delantera Union cerró rápidamente con dos goles seguidos sin darnos tiempo a reaccionar. Claves en el partido, la jugadora Grace y la mascota Coin, ambas con habilidad para dotar de más influencia a sus compañeros, haciendo de su equipo un gran peligro jugando a gol.

Resultado final: Masones 4 – 12 Union.

Un torneo que me dejó buenas sensaciones y con ganas del siguiente, que tras la entrega de premios por mejor pintura de equipo y portería me hizo prometerme a mí mismo de acabar, al menos la portería, para el de marzo. Esta vez me llevé un capi de estilo chibi para la colección y cartas exclusivas de herreros con fondo diferente al habitual.

Acerca de Naufri

Soy un jugador exigente al que no le puedes vender cualquier cosa. También me encanta el mundo de las miniaturas y el de los libros. ¡Todo aquello cuyo fin tenga estimular nuestra imaginación!
Esta entrada fue publicada en Miniaturas y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario